Inmadurez Emocional

Recuerdo cuando era choro y entretenido pensar en ser adulto para los efectos “entretenidos” de ser adulto, por ejemplo: independencia económica. Cualquier actividad que proyectada al futuro se viera fácil y por sobre todo implicara libertad.

Se podría decir que esto obedece a un proceso de crecimiento poco conectado, como esos publicistas jóvenes de las películas que en sus departamentos figuran sólo un par de muebles, una playstation y sí una cama enorme y glamourosa para ejercer la también esperada libertad sexual. Pero eso es otro tema.

Se dice que la inmadurez emocional puede presentarse de diferentes maneras. A continuación, te mostramos las más comunes:

  • La eterna adolescencia. Vivir la vida como cuando se era adolescente, intentando evadir todo tipo de responsabilidad.
  • Miedo al compromiso. Le tienen miedo a todo tipo de compromiso ya sea de pareja, laboral, etc.
  • Desconocimiento de su persona. Estas personas pueden no saber cuáles son sus virtudes, sus defectos, sus limitaciones, etc.
  • Incapacidad para expresar los sentimientos e inestabilidad emocional. Pueden ser personas que no saben lo que sienten o incluso que pasan de la risa al llanto en cuestión de minutos.
  • No aceptan los errores. Las personas que tienen inmadurez emocional no son capaces de admitir que se han equivocado o que no han hecho las cosas bien. En otras palabras, no suelen pedir perdón.
  • No aceptan responsabilidades. No se hacen responsables de sus errores, de sus cosas, etc. Por ejemplo, pueden tener dificultades para controlar sus cuentas bancarias.
  • No tienen una meta en la vida. No tienen proyectos a largo plazo.
  • Poca voluntad. No son capaces de ponerse metas o prohibiciones a sí mismos.
  • Poca tolerancia a la frustración. Son personas que se sienten incómodas cuando algo no sale como ellos quieren. Si de repente se generan problemas se sentirán incómodos, se enfadarán y podrían incluso huir de la situación.
  • Rabietas injustificadas. Ligado con lo anterior, cuando algo no sale como ellos quieren se enfadan y se enrabietan.
  • Impulsividad. Hacen todo lo que quieren sin pensar en las consecuencias.

Se puede decir que los psicólogos atribuyen esta conducta a haberse saltado alguna etapa en la adolescencia o infancia, también suele atribuirse a situaciones que lleven al individuo a la inseguridad, pero atributos más, atributos menos, los candidatos a esta característica tienen en sus manos la elección de ser una persona más parecido al adulto de los 90’s como describimos a los de las películas o un adulto moderno que busca ser conectado consigo mismo y su entorno.

Compartir:

Leave a Reply

© 2019 - Cute